jueves, 13 de septiembre de 2012

OTRA CONVERSACIÓN AJENA MÀS


Otra Conversación Ajena Más


Día soleado, pleno de perfumes florales, gorjeos, brotes nuevos que me hacían sentir en un anticipo de primavera.
Por supuesto que la mañana se me escurría como agua entre las manos, diligencias, trámites, buscar estacionamiento, buscar ticketeadora cerca del único lugar disponible después de quince minutos de dar vueltas…. la frustración de no poder hacer todo caminando, vuelta a subir al auto, repasar mentalmente si volví a pasar la tarjeta o si en la próxima “estacionada” iba a descubrir que mi crédito se había esfumado.
Así y todo me quedó tiempo para ir al súper.
Hacía muchísimo que no iba.
Harta de entrar a buscar tres cosas y salir con el carro repleto de cosas necesarias pero también  prescindibles cuando hay que ajustar el cinturón.
En la despensa compro lo que me hace falta y punto.
Pero ya mi lista era lo bastante extensa como para que buscara estacionamiento en las dársenas y me dirigiera al espacioso y conocido lugar.
Cerca de donde estaba yo, había otro coche con una mujer que sacaba la cabeza del lado del acompañante y conversaba con otra muy mayor, de voz enérgica, cabellos rubios, cortos, desafiantes, voluminosa, vestida con un equipo deportivo negro muy bronceada.
_Te digo que yo estoy bárbara… re bien…como nunca en mi vida_ ante el asentimiento y sonrisa de la otra, se acomodó un poco mejor, apoyando su brazo en el marco de la ventanilla y dejando libre las manos para gesticular con ademanes muy marcados_ Siete años!!!!! Siete años de novios llevamos!.... increíble, no sabes somos como dos criaturas.
La otra se acomodó las gafas de sol…murmuró algo que no entendí.
Apagué el contacto del coche y la radio, maravillándome del entusiasmo de la mujer, de su espíritu, se notaba que era grande y no sólo de tamaño… debía estar jubilada hacía rato….en mi mente siempre en ebullición, me imaginaba un amor otoñal, plagado de compañerismo, juegos de naipes con otros viejitos amigos, viajes por el PAMI…. la plaza con los nietos y el mate.
“la vida siempre da revancha” pensé y con una sonrisa me dispuse a bajar después de buscar el monederito, el celular, y sacar las llaves del contacto.
_ Cuarenta y uno!!!!!!!!!_ dijo la señora en cuestión mientras yo cerraba el auto_ Tiene cuarenta y un años… no sabes lo que es….¡divino!...un amor….yo lo disfruto… qué querès que te diga…mis hijos, viste, mucho no querían al principio… era la casa del padre, viste, los celos…. El menor me llena el comedor de los amigos todos los viernes, tengo que cocinar para todos… pero a mí me gusta y a él no le molesta…. Me ayuda_ la voz si bien era potente… yo ya estaba por dar la vuelta para entrar al súper…. pero … como mi atención estaba dividida, me olvidé las balizas encendidas así que “tuve” que volver y escuchar un poco más.
La otra algo dijo porque la que contaba sus novedades asentía con la cabeza.
Abrí el auto, saqué las balizas, revisé unos papeles que tenía en la guantera para saber si había guardado la tarjeta de estacionamiento, cuando la dejo en la campera fui, necesito estacionar y no tengo para tickear, así que siempre chequeo de devolverla a su lugar… aclaro esto porque se puede pensar que yo me demoraba a propósito.
_Sesenta y ocho tengo yo… si casi veintiséis años le llevo… ah, no… le llevo más porque ya cumplí los sesenta y nueve… pero bueno, te digo que quien me quita lo bailado… en lugar de estar marchitándome con un viejo desmemoriau, bailo, vamos a los clubes, nos reímos… yo lo disfruto, te repito ¿quién me quita lo bailado?_
La que estaba dentro del coche, que se ve que hablaba demasiado bajo, le preguntó algo…la corpachona se rió y miró hacia arriba con gesto nostálgico y luego de pensar un momento le respondió:
_Y si, puede ser que se canse, que me deje…eso puede pasar, pero yo no pienso mucho en cosas que me pueden lastimar… ¿para qué? Si llegan… llegan, voy a sufrir y lo voy a extrañar, porque al lado de él soy joven otra vez… siete años no son nada, pero en este caso son muchos años de sentirme acompañada, de hacer cosas que nunca hubiera hecho…tuve que cerrar la cabeza y apretarme las orejas con las dos manos_ hacía los gestos mientras contestaba._ No escuché a nadie de los que me hablaban “por mi bien” “para que no sufra”…. Ninguno me dio la alegría que me da él y te repito estoy bárbara…no miro a los que nos miran, solamente disfruto de lo que tengo.
En cámara lenta fui cerrando una vez más el coche, y enfilé hacia la esquina por donde tenía entrada el súper.
Por supuesto que el tiempo que tenía, aunque todo estoy no duró más de diez minutos, se redujo, así que adentro, mientras procesaba esta historia y pensaba en los motivos de un hombre de mi edad para estar con una persona lo suficientemente mayor como para ser su madre, aceleré mis compras todo lo que pude.
Más allá de que los prejuicios en casos así son inevitables, o por lo menos discutibles, me queda una vez más la sensación de que de alguna manera Dios y la vida acomodan las cosas como para que luchando por la felicidad cada uno a su manera la encuentre.
Ignoro si el tipo en cuestión era un vividor, si lo que buscaba era un techo, comida y una asignación mensual a los treinta y cuatro años y la encontró a la sexagenaria dispuesta a eso y más….lo cierto es que se quedó siete años…y para ella evidentemente fueron años felices, de alegría, de compañerismo, de sentirse joven y fuerte….¿todas las parejas “más” parejas pueden decir lo mismo?
En cada hogar el equilibrio es único, no hay fórmulas ni vendas que valgan.

Patricia Figura, setiembre de 2012 

5 comentarios:

  1. A esos 26 ó 27 años de diferencia quitale 7, ya son menos, si.....le dijo un médico a la señora que se fue a quejar de que su esposo no "furrulaba" ...." me lleva nada más que dos, no es tan mayor" , a esos dos súmele 7 que, nosotros ya tenemos más que Vds. jajajaa, ellos van de machotes pero....no te fies de las viejecitasss, no todas juegan a las cartas...
    Muy bueno tu post.
    Saludos afectuosos
    Leonor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias leìto querida por tu chistoso comentario.

      Eliminar
  2. muy bueno! te cuento que mi mamá tiene un par de amigas "así de locas" que, en estos casos, pasaron los 70 y sus novios tienen muchos años menos (creo que uno tiene como 50 y el otro 52, algo así) y algunas amigas de estas damas, no tienen problemas con esta "situación" y otras se han alejado de ellas, como si fueran prostitutas en la época del cristianismo!!!! qué hipócritas! en fin... el que esté libre de pecado..... jajajaja!!! mi mamá enviudó hace 9 años y hará unos 3 ó 4 que le pregunto porqué sigue sola, y no quiere saber de nada con los hombres.... dice que ella está bien con sus desfiles, bingos, charlas y organizaciones de ayuda.... y conmigo, por supuesto!!!! besos.

    ResponderEliminar
  3. Esa es la actitud para mì Graciela querida.... que cada uno haga lo que sienta y necesite.... ahora... ¿eso de juzgar decisiones ajenas?... me parece muy de cuarta... muy de persona limitada. besotes mi querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TUS PALABRAS SON MÁGICAS AMIGA EXPERIMENTADA EN CUENTOS Y A ESO LE DOY UN VALOR IMPORTANTE.. SALUDOS

      Eliminar