domingo, 8 de enero de 2017

EN PAZ....


En Paz….

La incredulidad quedó plasmada en su rostro.
Lo inesperado.
Lo no ansiado y ciertamente menos buscado.
Allí estaba en ese test de embarazo que la miraba como burlándose.
Miró a su hijo mayor, profesional,  adulto, sentada desde la escalera de su hogar, testigo de todas las emociones habidas…. Y por haber.
_Estoy embarazada_ el suspiro sólo salió.
_Ah! entonces era eso_ que manera de simplificar las cosas tienen los hombres….que envidiable.
Era eso….la revolución hormonal, emocional y anímica que había tomado su vida por asalto los últimos cuatro meses ahora tenía una cierta explicación lógica.
¿¿¿¡¡¡¡¡UN BEBÈ!!!!!!?????????
Y ahora???? Alguna vez le iba a pasar algo normal??? Qué era normal?.
En un segundo vio sus últimos veinticinco años…. Y los próximos….
Siendo muy joven formó familia, dos hijos que fueron el más implacable motor en cada una de las etapas de su vida, un varón, una nena….pronto fueron sólo tres.
 Aunque jamás estuvieron solos….el respaldo de los abuelos se sentía…. Si bien la responsabilidad era de ella y la lucha férrea también….el optimismo nunca se hizo esquivo, tampoco la risa.
Altibajos permanentes, sostener un hogar siendo la responsable económica y financiera del mismo por más oficio que se tenga no es fácil, las decisiones pueden parecer las acertadas en un momento y en otro se siente que el rumbo debe cambiar….siempre dejando la certeza a sus grandes amores que tanto acierto como errores fueron con la intención de brindar lo mejor en cuanto a calidad humana, valores, trabajo, estudio…eso que te hace suspirar tranquilo aunque tengas que repartir una pequeña fuente de fideos entre almuerzo y cena.
Y la meta se estaba cumpliendo con éxito más allá de los tiempos difíciles….su hija, mano derecha, colaboradora y principal apoyo tanto en lo laboral como en compañerismo…iba a ser mamá….formaba su propio hogar, brillaba con luz propia y ella feliz de ser una abuela tan pero tan joven para disfrutar con todas las energías.
Su hijo, abriéndose paso también, comenzando una vida de a dos…. se podía pedir más?????
Si, nada era tan sencillo en su vida, unos meses antes, estando en pareja, enamorada, contenta, complementando trabajo, baile, gym, noviazgo….comenzó a sentirse realmente mal.
No se conocía.
Esa no era ella.
Alguien más había tomado posesión de su ánimo, su energía, su alegría…..¿por qué lloraba?.

_Quiero que tengamos un hijo_ decía con el alma en la mano su compañero de camino en los últimos tiempos.
_Ni siquiera puedo plantearme eso…..ya las pasé todas….TODAS….logré  criar a los míos…..por fin puedo estar relativamente EN PAZ….ya lo hice antes de los veinte….ya no._
_Pero ahora no estás sola…. Estoy yo….no tengo hijos….no quiero una vida sin hijos….estamos bien…..sueño con ser papá….no quiero ser sólo un tío querido.
La última vez que se tocó el tema….fue para poner punto final
A ella con todos esos cambios la estaban tratando por una menopausia precoz…nada parecía dar resultado, se alejó de su pareja….no quería facturas el día de mañana, ella ya festejaba el día de la madre…. Él tenía derecho a buscar su futuro en ese aspecto…su día del padre.
Se mantuvieron alejados un par de meses….el “hace tu vida”, “ya vas a tener posibilidades de tener hijos, pero no conmigo”, “esa etapa ya la pasé….puedo estar en la menopausia”….fueron las palabras que tuvo para él.
Pero las cosas no mejoraron para ella….así que cansada de médicos, estudios, y tratamientos hormonales….tomó una vez más el toro por las astas y sintiéndose absolutamente absurda….se hizo un test de embarazo.
Que ahora la miraba con sus dos rayitas orgullosamente marcadas.
Por qué todo lo importante tiene que pasar en un día tan tétrico como el Domingo??????
De ahí en más todo fue un remolino de emociones, vivencias, abrazos…. Esos que sólo saben dar los hijos… una vez más la vida las entrelazaba…trabajaban juntas, ella le enseño su oficio y su hija optó por más aún, se complementaban, se miraban y entendían todo….ahora una maternidad compartida….Era increíble
Había que avisarle a él.
Todo lo que le repitiera hasta el cansancio acababa de revertirse.
Lejos de ser una etapa que indicara el final de la maternidad…todo lo contrario, un nuevo comienzo, a otra edad, en otras circunstancias.
No fue fácil….¿cuándo lo fue?....pero, una semana antes del “Día del Padre”….él ya tenía a su amor en brazos, inexperto, intentando no invadir, ayudar sin agobiar, sin alterar el clima de paz y amoldándose a un nuevo hogar, aprendiendo a hacerlo suyo sin sentirse un intruso con ciertos derechos…se fue acomodando.
Se podía ser tan feliz????? Si, sin dudas que sí.
Un robusto bebé crecía fuerte, sano y protegido cuando su sobrina hizo una aparición triunfal al mundo…. Amada, cuidada, bendecida y protegida.
La vida tiene esas cosas, a veces los puntos finales, en realidad son puntos suspensivos que no sabemos interpretar, cuando creemos que estamos cerrando una etapa, la vida, Dios, la providencia, el destino…lo que cada uno crea , hace un guiño travieso y todo cambia…para mejor, la esperanza se renueva, las cosas no están perdidas, sino que el giro es inesperado….pero claro, eso le pasa sólo a los VALIENTES… a los que más allá de las circunstancias “honran la vida”, la sienten desde las tripas….a los que viven a través de una serie televisiva, un video, y los libros en lugar de enriquecerlos e impulsarlos, los duermen…no les pasan estas cosas.

Hoy, si alguien espía, como si fuera mosca, puede ver sendos bebés descansando en sus cochecitos, a papás babosos muy cerca haciendo trabajos desde extremos opuestos de la mesa con sus notebooks y a dos mamás muy bellas, felices y EN PAZ, cambiando el look a clientas mientras se turnan con una mirada para dar la teta a sus bienvenidos ángeles que están a tan sólo unos pasos de distancia.

Es así…. La vida puede ser absolutamente maravillosa a veces….sólo hay que atreverse a vivirla con pasión y mucho, pero mucho amor.


Para Caro, Juli, Joaquín y Paz ( por orden de aparición) y por supuesto a los papás de los bebés ya que sin ellos…. “esta historia no sería posible”.

Patricia Figura, enero de 2017….el primer cuento del año.







4 comentarios:

  1. Una situación difícil , cuando uno cree que tiene la vida hecha , los hijos crecidos y encaminados sin problemas solo con la preocupación de vivir feliz una noticia conmueve tu mundo , no una noticia cualquiera sino la llegada de otro ser que cambiara tu mundo ya planificado . Primero miedo , dudas, el volver a empezar , pero un hijo es vida , habrá cambios y debemos atrevernos ya que la dicha que traerá será inmensa . La protagonista se atrevió y hoy vuelve a sentir esa fuerza vital y una felicidad inesperada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. espectacular tu anàlisis Ani de este cuento...no tan cuento.... es asì.... la vida es para los valientes... siempre vale la pena.

      Eliminar
  2. Simplemente hermoso! Movilizante, emocionante, y muy de cuento, pero para Mi muy real! Gracias Patri!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por el comentario....me sale anònimo, pero por el contenido debe ser de una de las protagonistas.... jajajjajaja.-

      Eliminar