viernes, 4 de noviembre de 2011

UN AMIGO DIFERENTE.

UN AMIGO DIFERENTE.
Comenzaron la amistad de grandes.
Ella entró a trabajar al mismo sector que él, compartían la oficina con cinco personas más, el ajetreo era continuo y las horas pasaban sin sentir.
Fue el encargado de enseñarle el engranaje laboral, más o menos de la misma edad, muy atractivo y seguro él, ella un poco distraída, enamoradiza, cabellos largos y piel de seda.
Coincidieron algunas tardes haciendo horas extras y entre descanso y café, ella lo puso al tanto de sus vaivenes amorosos, al parecer un largo desfile masculino la tenía aburrida, descontenta, el primer mes puro entusiasmo, después período de asfixia profunda y el consabido final.
A él lo divertían muchísimo sus historias, la aconsejaba, le servía de coartada, la llamaba en los momentos oportunos cuando un mensajito desesperado rezaba “salvame…mañana hago la mitad de tu trabajo” y para la que la relación fuera más abierta y cómoda le confesó: _soy homosexual_ ella lo miró como diciendo “que desperdicio” pero con cara de asombro solo dijo _de verdad??????... no se te nota!_
Por supuesto que eso provocó la carcajada de él.
_No soy la típica mariposa….no soy dado a las exageraciones ni al travestismo, simplemente me gustan los hombres_
_Jamás me hubiese dado cuenta, tenès una voz tan grave, caminas tan… tan…¿sexi?, no sé…sos muy masculino para las mujeres… en la ofi he visto más de una mirada tratando de llamarte la atención_ estaban tomando un helado del mismo pote con los pies descalzos sobre uno de los escritorios, en todo el ala eran los únicos, en los pisos superiores había empleados puesto que se escuchaban  los típicos ruidos de sillas y pasos.
_Ah! a propósito linda, acá, mutis… no quiero que ningún viejo gordo reprimido me tire los galgos… aparte no podría competir con tus piernas….en este recinto soy como cualquiera que tiene “nuez”._
_Obvio… por mí….¿estás saliendo con alguien?, siempre hablamos de mí, de mis desventuras y mis relaciones fallidas_ le sacó el pote de helado para poder agarrar un trozo gigante de chocolate en barra del granizado y se lo devolvió.
_Maso….nada muy serio…._ con la yema de l pulgar le  limpió muy despacio  en la comisura de los labios y se llevo el dedo a su boca, muy suave y lo saboreó_ este chocolate es fabuloso_ dijo enseguida mientras ella lo miró extrañada.
Continuaron con la buena onda y la complicidad que da un secreto compartido.
Èl bromeaba cuando ella “dejaba vacante” al chico de turno, pidiéndole que se lo presente, una noche la invitó a comer pastas a su casa, era todo un chef, ella aceptó divertida, llevó el chianti y tiramisù de postre.
Detrás de la barra el picaba el pesto, y con las mangas de la camisa algo arremangadas se podía ver sus brazos fuertes, bronceados, moviéndose  con seguridad entre ollas y sartenes, ella estaba muy a gusto, puso música y sirvió dos copas de vino, se ofreció a lavar los platos, cosa que él agradeció con una sonrisa.
_ Qué lindos hoyuelos se te forman cuando reís… Y esta foto?_ tomó uno de los tantos portarretratos, en un fondo de playa se veía a él y otro muchacho tomados de los hombros con una cerveza cada uno, los cabellos alborotados por el viento y los dientes relucientes dado lo tostado que estaban.
_Ah….si…. fue hace un par de veranos atrás…_ había un dejo de nostalgia en la voz?... no quiso insistir, charlaron mientras ponían individuales en la mesa ratona y se sentaban sobre almohadones, estirados y cómodos en la sobremesa, algo amodorrados se recostaron sobre el sofá que parecía ocupar toda la habitación.
_ Me preocupa el control de alcoholemia, viernes dos de la madrugada, ideal para que te retengan el auto y ligues una multa como para vender un riñón_ las chispitas doradas de sus ojos  la enternecieron, no estaba acostumbrada a que se preocuparan por sus contratiempos, ya sea para solucionarlos o prevenirlos.
_Pero tampoco es seguro dejar el coche en la calle como para que me vuelva en taxi._
_Querès quedarte?... no hay drama…te aseguro que no espero a nadie_ lo ofreció sinceramente, más allá de lo achispados que estaban, él fue acertado en su sugerencia.
_Seguro? No voy a amanecer asesinada por un  modisto celoso?_ se apoyó sobre el hombro de él medio adormilada mientras con el control subía apenas la música, era uno de sus lentos preferidos.
_Ninguna posibilidad, dame las llaves que  subo el auto al jardín, si dejamos esta ventana entreabierta  y el farol del frente prendido, podemos espiarlo sin movernos de este cómodo y lujurioso diván_  ella le lanzó las llaves y se arrebujó más aún.
Pusieron una peli y ya totalmente  instalados, con luces bajas, y abrazados se dispusieron a disfrutar de una comedia romántica que ambos eligieron.
_Estás cómoda?_ le preguntó al rato, con esa voz gruesa que a ella le encantaba, el perfume de él la tenía medio mareada… “qué desperdicio…si supiera lo bien que le queda  esa camisita con ese jeans”… lo miraba de reojo.
_Si… muy…_ levantó el rostro hacia él y lo que vio era inconfundible…conocía esa mirada, cuando se oscurecía, estaba fija en sus ojos, la respiración era más agitada y muy despacio se fue acercando al rostro de ella…posó sus labios, los rozó apenas, la besó en el cuello y el cuerpo arqueado de ella le dio la respuesta que necesitaba… más allá del asombro no dejaba de responder.
Una vez que la danza comenzó, fue imposible poner freno o límite, ella estaba más allá de cualquier control, quería aferrarse y retenerlo, decididamente no era homosexual como él pensaba…tenía que quedarse de su lado, nunca la habían hecho sentirse tan mujer, tan deseada y tan confiada en el otro.
El simplemente se entregó con alma y vida… meses de espera, de paciente compañerismo, de soñar con esas piernas enredadas con las de él, con esos labios dibujados y el cabello sobre su espalda, cayendo sobre ese rostro que lo volvía loco.
Quedaron agotados, agitados y satisfechos… ella lo miró extrañada y feliz.
_Te diste cuenta?...no sé lo que sentirás cuando haces esto con un hombre, pero…como mínimo fue increíble…fue asombroso….es innegable que con estar dentro mío no era suficiente….es como si…como si necesitáramos ser uno…no… nononono….vos no podes ser homosexual…no se, tal vez bi… pero mmm…._no salía de su asombro, lo miraba como si fuera la primera vez… cuando él no pudo evitar más la carcajada ella abrió la boca incrédula…los ojos se iban rasgando y su mano buscó el almohadón más cercano para tirárselo por la cabeza, él más rápido la sujetó.
_Obvio que no soy homosexual!!! Por supuesto!... la única manera de no pasar por tu vida como un títere más era hacerme tu inofensivo amigo_ ella tratando de soltarse lo empujaba, pero no estaba para nada enojada, al contrario, se sentía aliviada y divertida.
_ Y el de la foto?...nunca te acostaste con otro hombre?_
_Es mi hermano! Vive en Brasil, esa fue una de las veces en que fui a visitarlo_
Se mordió el labio, no podía entender porqué se sentía tan tranquila y feliz….estaba eufórica y en paz a la vez.
Le dio un golpe no muy suave en el brazo, él riendo la abrazó, y se dispuso a disfrutar una vez más lo que llevaba tanto tiempo postergado….no estaba para nada arrepentido de la mentira, el resultado fuel mil veces mejor de lo que había soñado.

Patricia Figura, noviembre de 2011

2 comentarios: